Consejos para cuidar tu sonrisa en verano

por en Actualidad

 

Tu cepillo siempre encima:

En verano solemos estar fuera de casa más tiempo de lo normal, pero eso no quiere decir que tengamos que dejar la higiene bucal para cuando lleguemos a casa. ¡Si llevas tu cepillo siempre encima podrás lavarte los dientes cuando quieras y en cualquier lugar!

 

Limpieza diaria:

Una norma que todos sabemos, pero no todo el mundo aplica. Debemos limpiarnos los dientes después de cada comida y como mínimo tres veces al día.

 

No te olvides de la lengua y el paladar:

La lengua y el paladar también forman parte de nuestra boca y, por tanto, también debemos mantenerlos limpios. Utiliza los limpiadores linguales o tu propio cepillo para ello. Si quieres que tus encías no se inflamen y sangren, masajéalas con movimientos circulares en cada cepillado.

 

Cambia de cepillo:

Sí, el cepillo hay que cambiarlo. Es recomendable cambiar de cepillo cada 3 o 5 meses y cuando las cerdas o filamentos pierdan la forma.

 

Evita el tabaco y las bebidas carbonatadas:

O reduce su consumo al máximo. Deja el tabaco de lado para mejorar tu salud, tanto general como bucal. Además, fumar amarillea tus dientes, provoca mal aliento y daña tus encías. Las bebidas carbonatadas y ácidas, por su parte, perjudican al esmalte de tus dientes y provocan su desgaste prematuro. Por eso, también debes controlar su consumo (vino, café, té, refrescos…). Un truco: usar pajita para beber estos líquidos reduce su contacto con los dientes y evita que estos se vuelvan aún más sensibles.

 

¡Ojo con la comida!:

No solo las bebidas pueden perjudicar la salud de tus dientes. Debes cuidar también la comida y evitar los grandes cambios de temperatura en los alimentos que comes, ya que esto provoca el aumento de la sensibilidad dental. No podemos negar que en verano picamos más entre horas y solemos tomar más bebidas azucaradas. Así que insistimos: mete en tu bolsa de playa un cepillo de dientes y el hilo dental, serán tus mejores aliados. Y no olvides que alimentos como la manzana o la uva son geniales para tomar entre horas y favorecer al mismo tiempo la salud dental.

 

Cuidado con el maquillaje:

El maquillaje también puede jugarte una mala pasada a tus dientes. Si los tuyos tienen un color amarillento, no emplees barras de labios rojas o de colores muy intensos, ya que acentúan la tonalidad de tus dientes. Para contrarrestar su color amarillo es mejor que te decantes por colores más ligeros y neutros.

 

Blanqueamiento dental:

Es una de las opciones estrella si quieres lucir una sonrisa realmente bonita en verano. Someterte a un tratamiento de blanqueamiento dental devolverá varios tonos de blanco a tus dientes y tu sonrisa será el objetivo de todas las miradas.

 

Sonríe:

¡No tengas miedo de lucir sonrisa! Deslumbra al mundo y contágiale tu sonrisa.

Etiquetado en: consejos dentales