IMPLANTES DENTALES Nuestros profesionales formados en esta especialidad estudian tu sonrisa según tu físico para conseguir los mejores resultados y aplicar los tratamientos y técnicas que te van a dar el mejor resultado.

IMPLANTES DENTALES

De resultados estéticamente perfectos y con las mismas funciones que las piezas nos permiten hacer que tu sonrisa recupere su salud y su belleza. Los implantes dentales son una opción buenísima para reemplazar uno o varios dientes que te falten. Una buena manera de explicarlo es comparando un implante dental con un diente natural. El diente se compone por una parte visible en boca, que es la corona, y una no visible, dentro del hueso maxilar, bajo la encía, la cual llamamos raíz. Cuando se ha perdido un diente, se pierde tanto la corona como la raíz. Para reemplazar esta raíz utilizaremos una especie de tornillo, de titanio, que colocaremos dentro del hueso maxilar en un "lecho óseo" que nosotros haremos con anestesia local.Los implantes dentales requieren una fase inicial de curación, durante la cual se va formando hueso nuevo que envolverá su implante dental (de manera imperceptible) la duración de la cual variará según la localización del implante dental. Una vez esta fase se ha completado, podemos entender que tenemos una nueva raíz donde podremos situar un soporte que llamamos pilar, encima del cual confeccionaremos la parte visible, es decir, la corona del diente. Los implantes dentales son soluciones estéticas (no se verán ganchos) muy confortables en cuanto a la función, y respetan altamente las estructuras vecinas (no se ha de tallar los dientes y mantienen el volumen del hueso).

 

¿Por qué tengo que reponer los dientes perdidos?

Normalmente, cuando se ha perdido un diente, es conveniente reponerlo ya que su ausencia compromete la mordida y la habilidad para masticar, aunque frecuentemente esto puede pasarnos desapercibido hasta que los desajustes nos impiden comer correctamente. Con los implantes dentales solucionaremos este problema Cuando se ha perdido un diente o un molar, se ha incrementado la carga a los dientes y molares que se quedan, acortando su supervivencia en boca. Un implante dental evitará esto. Los dientes vecinos al que falta, perderán su eje, inclinándose, y aportarán aún más inestabilidad. Cuando una "mordida" no es estable, la articulación mandibular queda seriamente comprometida. Los implantes dentales estabilizan la mordida. Adicionalmente, la pérdida dental, puede haberte ocasionado un importante impacto estético. Los implantes dentales reponen la estética.

 

¿Cuántos implantes dentales necesito?

Una rehabilitación fija sobre implantes dentales es como la construcción de un edificio. Cuanto más robustos y abundantes son los cimientos y más calidad tenga el suelo, mejor soportará las cargas. El número de implantes dentales se determina mediante el estudio del caso. Por esta razón, se tomarán modelos de yeso, se harán radiografías y otras pruebas complementarias necesarias para un estudio de implantología. Una vez hecho el análisis del caso, buscaremos un equilibrio según los aspectos que hemos valorado en el estudio, la prótesis dental final que acabarán soportando los implantes dentales y las posibilidades económicas de cada uno. Teniendo en cuenta todos los aspectos, se buscará la solución más equilibrada entre paciente y doctor. Por norma general, una vez iniciado la ortodoncia, tendrás que visitarnos una vez al mes para el seguimiento, para el cambio progresivo de los aditamentos que necesitas, etc.

¿Qué mantenimiento debo tener de mis implantes dentales?

Es importante remarcar que el tratamiento de implantes dentales no acaba una vez nos han dado el alta en la clínica, sino que continúa con su cuidado y mantenimiento en casa. Durante el proceso de rehabilitación con implantes dentales, y especialmente al terminarlo, te enseñaremos el proceso de limpieza de la prótesis sobre implantes dentales, que ha de ser controlada, igual que los implantes dentales y el resto de estructuras de soporte, de la misma manera como controlaríamos dientes naturales. La prótesis osteointegrada está formada por diferentes elementos fijados entre sí por tornillos de precisión. Con el tiempo y con las "microvibraciones" que se producen con la masticación, estos tornillos que llevan los implantes dentales pueden llegar a aflojarse. Por eso es necesario revisar tu prótesis dental, idealmente cada seis meses, a fin de controlar la función, detectar cualquier incidencia en un estadio precoz, reapretar los tornillos si fuera necesario, vigilar el hueso e higienizar los pilares. Siempre será más sencillo y cómodo para ti prevenir que tratar posibles problemas con tus implantes dentales.